Con un simple análisis de sangre, que no es necesario realizar en ayunas, podemos saber si hemos tenido el SARS-CoV-2, por tanto nos da la respuesta inmunológica de nuestro cuerpo cuando hemos estado expuestos, hayamos tenido síntomas o no.

Ventajas de la detección rápida serológica

  1. Indica las infecciones recientes e infecciones anteriores.
  2. No se necesitan instrumentos.
  3. Pruebas sanguíneas mediante leve pinchazo.

Resultados en 15-20 min.